Cervantes: catalán y gay

Hace casi año y medio un buen amigo (que entonces firmaba como Lejano y Solo) nos regaló un artículo sobre un disparatado documental proyectado por aquel entonces en la Filmoteca de Andalucía y que sostenía que Cervantes era catalán y que fue en esa lengua en la que originalmente escribió el Quijote. El perpetrador de aquel filme, Enigma Cervantes, que no he tenido la desgracia de ver, es un tal David Grau, que con anterioridad ya había cuestionado no sólo la nacionalidad de Cristóbal Colón sino también el origen de la expedición que culminó en el descubrimiento de América (en efecto, también era catalán).

El mismo Lejano y Solo (aunque ahora ya no firma así) me ha enviado un enlace a una noticia de La Vanguardia sobre un ensayo firmado por un tal Albert Torras, que nació en Terrassa en 1980, dice ser periodista y muy bien podría haber sido amigo del catalanizador de arriba.

El tal Torras acaba de publicar un libro titulado Gays y lesbianas en la historia de Cataluña (editado por ahora sólo en catalán) y en el que, según la pieza de La Vanguardia, asume sin mayores problemas la tesis de Grau sobre el origen de Cervantes y le añade que el famoso manco era también homosexual. El tipo dice haber recogido distintas teorías sobre la catalanidad del escritor, aunque mi argumento favorito es que los elogios a Barcelona en el Quijote desvelan no sólo que el escritor era catalán, sino también que no le gustaba nada Castilla (que tenga cuidado Woody Allen, no sea que le nacionalicen por culpa de Vicky Cristina Barcelona).

Si a estas alturas aún no os habéis apuntado a un curso intensivo de catalán para disfrutar en primera persona de esta joya literaria, seguro que lo haréis cuando terminéis de leer esto, porque en su lista incluye a Adriano, “que no era catalán pero pasó un tiempo en Tarraco” (como le dé por ponerse exhaustivo me lo imagino preguntando por sus preferencias sexuales a los turistas que pasen por Cataluña), y a Josep Pla, al que apunta sin miramientos en su lista “por ser uno de los grandes misóginos, y por su aversión a las mujeres” (no sé si es cosa del entrevistador o del entrevistado, pero misógino y aversión a las mujeres vienen a ser lo mismo), es decir, que los misóginos son gays y los gays misóginos. Ole.

La noticia de La Vanguardia está llena de hallazgos (aquí hay otra de Levante que añade algunos datos más), aunque los mejores no están en el texto principal, sino en los numerosos comentarios (por ahora, más de 400) que, en su mayoría, ponen al autor en su sitio y de paso a esa obsesión catalanizadora (la homosexualización me parece igual de estúpida, sobre todo si se entiende o se defiende como un valor añadido; creo que está de más, pero por si acaso: que cada uno viva su vida como le dé la gana).

En ellos, con más o menos gracia, se afirma que la Biblia fue originalmente escrita en catalán o que también eran catalanes Michael Jackson (y el moonwalking una variante moderna de la sardana), Brad Pitt, Pedro Almodóvar, Don Pelayo, Zapatero, Margaret Thatcher, Charles de Gaulle, Winston Churchill, Obama y hasta Jesucristo (y Poncio Pilatos “un despiadado nacionalista español”).

Aunque hay muchos muy divertidos, éste es uno de los que más gracia me ha hecho:

Lo siguiente será encontrar un capítulo perdido del ‘Quijote’, escrito en catalán, claro, donde Sancho Panza y Don Quijote mantienen relaciones sexuales y acaban convenciendo al cura, que también perdía aceite por los cuatro costados, para que los case a escondidas. La boda fue la primera de la historia celebrada entre homosexuales y en catalán, claro”.

Anuncios

7 comentarios sobre “Cervantes: catalán y gay

  1. Hace tres años hubo otro documental disparatado sobre Don Quijote, “Sobreviviendo a Don Quijote”. En él se defendía que en realidad el libro era un tratado esotérico encubierto, con joyas como que las erratas de no recuerdo si de la primera o segunda edición no eran tales, sino que eran fallos deliberados que ocultaban un mensaje secreto. Esto entre joyas del mismo calibre. Se ve que el pobre Cervantes sufre el precio de la fama y se le cuelgan todo tipo de majaderos.

    Alcancero

    Me gusta

  2. Es muy grande, sí, pero lo peor es que este tipo estará convencido de que ha firmado un sesudo ensayo (y a lo mejor hasta ha sido jugosamente subvencionado), y seguro que hay otros individuos que aceptan sin más sus tesis y las utilizan cuando tengan la ocasión, engordando más y más esas tonterías.

    Ese documental del que me habla, señor Alcancero, suena francamente divertido. Tendré que hacerme con él. Gracias por la recomendación 😉

    PD: De todas formas, no entiendo por qué a estas alturas se dedican a fastidiar al pobre Cervantes. Con la de años que lleva ya criando malvas…

    Me gusta

  3. En la información no lo indica, pero puede que en el libro sí, como nota a pie de página o en los apéndices, o quizás forme parte de una posible segunda entrega que podría titularse 'Militancia política de gays y lesbianas de la historia de Cataluña' y que a buen seguro estará tan bien documentado como el citado volumen 😉

    Gracias por la visita y el comentario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s