‘V’ se queda y ‘Flash Forward’ y ‘Happy Town’ se van

Mientras termino de decidir si Libros de Babel se consume definitivamente en el infierno de los blogs abandonados o si arde para renacer como otra cosa (quién sabe qué), me permito recuperar un par de piezas que he escrito estos días para el periódico en el que trabajo, sobre todo porque encajan con las cosas que se solían publicar por aquí. Esta es la primera, sobre las cancelaciones de Flash Forward y Happy Town y la renovación de V, justo la que menos me interesaba de las tres, y fue originalmente publicado aquí:

'Flash Forward'
Los protagonistas de ‘Flash Forward’, mirando a su izquierda. A lo mejor es que la noticia de su cancelación estaba a la derecha y por eso no lo vieron venir. Eso, o que su FF sólo llegaba hasta el 29 de abril…

Desde el inicio de la temporada se rumoreaba que sólo una de las dos continuaría, y así será. La ABC ha anunciado que V seguirá y que Flash Forward no tendrá una segunda temporada.

La emisora se escuda, como suele ser habitual, en las cifras de audiencia, cada vez peores en el caso de la serie protagonizada por Joseph Fiennes (hasta caer por debajo de los cinco millones de espectadores y lograr en los demográficos -el dato que más importa a los anunciantes- registros paupérrimos) y estables, aunque no excelentes (unos seis millones), en la revisión de la historia ochentera de los lagartos invasores.

Pero lo cierto es que Flash Forward, que comienza con un desmayo global durante el que cada persona del mundo tiene una visión de su propio futuro, lleva dando problemas a la cadena desde su inicio, sobre todo porque la ABC, ansiosa por encontrar otro filón como Perdidos ahora que la historia de la isla se acaba, la promocionó como la sucesora de Lost. Y no lo era. La decepción inicial de los espectadores ante un desarrollo que no estuvo a la altura de su excelente episodio piloto devino en un aluvión de malas críticas y, como es lógico, en el progresivo abandono de la audiencia.

La cadena entonces decidió parar la producción, que en principio estaba programada para que el último episodio de su primera temporada coincidiese con el día anticipado a los personajes en sus visiones (el 29 de abril de 2010), para revisar y mejorar los guiones, lo que coincidió con el abandono de su creador, David S. Goyer, y posteriormente del resto del equipo directivo de la serie.

Cuando Flash Forward volvió a la parrilla norteamericana después de un parón invernal más largo de lo habitual, probablemente su suerte ya estaba echada, pero regresó en plena forma, con episodios mucho mejores que los de su primer tramo que comenzaban a dar respuestas y en los que la acción al fin avanzaba. Pero la audiencia, ya desencantada, le siguió dando la espalda, y parece que eso ha sido lo que la ha condenado, justo cuando se anuncia otro desmayo global del que sus seguidores ya no verán a los personajes despertar. La ABC tiene pendientes de emisión solamente dos episodios, por lo que es probable que ni siquiera haya tiempo para ofrecer un cierre de la historia.

'V'Sí a los lagartos
El remake de V era la otra gran apuesta de la ABC para esta temporada, que buscaba poner al día una de las series más populares de los años 80, con Elizabeth Mitchell (la Juliet de Perdidos) y Morena Baccarin (que aparecía en la también cancelada prematuramente Firefly) al frente de su reparto. La cadena emitió cuatro episodios el pasado noviembre, para probar qué tal le iba, y la apuesta les salió bien. Nunca ha tenido unos datos estratosféricos, pero sí son estables y funcionan bien en los demográficos, lo que ha sido suficiente para que la ABC apueste por la serie que desde hace unas semanas emite Canal Sur (junto a su primera versión). En la televisión estadounidense se emitirá la semana próxima el último episodio de su primera temporada. Se espera que la segunda, que llegaría en otoño, tenga unas 12 ó 13 entregas.

'Happy Town'

 

Otro problema de comparaciones
La promoción de Flash Forward como la sucesora de Perdidos no ha sido el único desastre publicitario que ha cometido este año la ABC. Lo mismo le ha pasado con Happy Town, una serie en la que interviene Sam Neill y que fue vendida como la nueva Twin Peaks. Tras retrasos de diverso tipo la serie finalmente se estrenó el pasado 28 de abril, con pobres resultados de audiencia (que se despeñaron en su segundo episodio) y, lo que es peor, unas críticas despiadadas en medios de comunicación impresos y digitales. Ni corta ni perezosa, la ABC ha decidido no encargar más de los ocho capítulos ya rodados, y ha paralizado la emisión de dichos capítulos hasta que pasen los sweeps, unos exhaustivos barridos de audiencia en los que las cadenas se juegan buena parte de la temporada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.