Teorías isleñas

Para cerrar esta poco prolífica y airada semana, voy a dejar de lado temas tan poco agradables como los Goya o la situación de la prensa cordobesa para compartir con vosotros dos teorías fruto de sendas epifanías (vamos, que se me ocurrieron de repente) que viví ayer, una mientras me duchaba (no recuerdo qué parte del cuerpo me estaba frotando, probablemente los pies, porque me pillan un poco lejos y a veces me mareo cuando me agacho) y otra mientras intentaba (en vano, sobre todo después de la revelación) invocar a Morfeo por la noche. Por desgracia las dos tienen que ver con Perdidos, así que aquí despido a los que no seguís la serie o no lo hacéis al ritmo de su emisión estadounidense, porque a partir de ahora habrá bastantes

Espoilers sobre ‘Perdidos’ en general

No hacía falta que se entregasen a los viajes en el tiempo para que la gente se diese a la especulación y las teorías más o menos disparatadas para explicar qué narices pasa en la isla (y fuera de ella), pero este nuevo giro de los acontecimientos en las vidas de los supervivientes del Oceanic 815 sirve para, entre otras cosas, demostrar que sus creadores, J. J. Abrams (que por mucho que se haya desvinculado oficialmente puede que siga teniendo bastante mano), Damon Lindelof y Carlton Cuse, son algo más que un grupo de sádicos que disfrutan torturando a sus espectadores y que, aunque más de una vez hayamos pensado que las peripecias de los losties se sucedían caprichosamente, sí que había un plan maestro en las mentes de sus guionistas, porque al fin vemos cómo van encajando las piezas del puzzle.

Aparte de la explicación a qué demonios hacía Richard Alpert (aka El inmortal) en el nacimiento, infancia y adolescencia de Locke, en los últimos episodios hemos encontrado una más que plausible explicación a los susurros que han acompañado a los personajes desde el inicio de la serie (y en la que yo no había caído hasta que la leí en un artículo que mencionaba, muy de pasada, que esas voces pueden ser las de los involuntarios viajeros en el tiempo o Island six, como ya los han bautizado por ahí).

Pero mis epifanías nada tienen que ver con los susurros o con Alpert, sino con algo que sigo sin poder quitarme de la cabeza: la muerte de Locke. Por Ben (aka El malote) supimos que el que abandona la isla usando el timón con el que él la movió al final de la temporada anterior nunca podría volver. Al menos volver con vida, porque Locke, el difunto Jeremy Bentham, está a punto de hacerlo, al igual que el propio Ben que, por ahora, va a hacerlo vivito y coleando (a menos que en el próximo episodio Sun termine pegándole un tiro), lo que me lleva a pensar que es él quien está detrás (como casi siempre) de la muerte de Locke, porque matarle (o convencerle de que se quite la vida) es la única manera de que vuelva a la isla y de permitirle también volver a él. Mi teoría, en definitiva, es que la prohibición de regresar a quien utilice el timón para salir sólo afecta a su último usuario (que para volver debe hacerlo en una caja), eximiendo de todo sacrificio a sus antecesores, así que, matando a Locke, Ben se libra de tener que morir para regresar.

La segunda teoría tiene que ver con la esperanza que tengo de que Locke salga por su propio pie del ataúd en cuanto lo depositen en la isla (como me termine la serie muerto vamos a tener un problema, señores Lindelof, Cuse y Abrams), y se me ocurrió cuando comentaba con mi husband esta foto (que no pongo aquí para evitar los espoilers accidentales), momento en el que recordé que ya hubo un ataúd que llegó a la isla y lo que pasó con su ocupante. Jack fue a Sidney a recoger el cadáver de su padre, cuerpo que desapareció tras el accidente para dar paso a inquietantes apariciones de Christian Shephard (qué grande es internet: pones padre de Jack en Google y lo primero que sale es su ficha en Lostpedia) por toda la isla que incluían tareas de portavoz del fantasmagórico Jacob. Si le ha pasado lo que puede que le pase a Locke cuando vuelva, ¿significa eso que ya estuvo en la isla y salió de ella usando el timón de Ben? ¿Era el padre de Jack un otro?

Hasta aquí mis primeras teorías isleñas, al menos las primeras que publico. Puede que a alguno se le hayan ocurrido antes, pero juro que no las he leído en ninguna parte. Para terminar, os dejo una teoría leída en un comentario de Losteóricos de alguien inspirado por el título del último episodio, El principito:

Se podría interpretar que Ben se corresponde con el aviador que acaba perdido en el Sahara; que los seis personajes de los seis planetas se corresponden con los Oceanic 6; que Locke es el Principito ya que éste, para volver a su planeta, ha de morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.