242 días

Esos son los días que llevamos sin Perdidos. El dato no es mío, sino de Casciari, así que confío en que el cálculo sea correcto. 242 días sin noticias de la isla, sin noticias de los náufragos, sin flashbacks (ni flash-forwards), sin los otros, sin el humo negro, sin Jack, ni Locke, ni Kate, ni Sawyer. Sin enigmas, sin sorpresas. 242 días de travesía en el desierto que esta noche llegan a su fin.

Con la expectativa creada por la larguísima espera y el precedente de los espectaculares arranques de las tres temporadas anteriores, Perdidos regresa (sólo con ocho episodios por culpa de la puñetera huelga) con un capítulo titulado El principio del fin y que comienza, como hemos visto en las promos (una de ellas alude directamente al impacto global de la serie), con la llegada a la isla de un barco que no es el de Penny.

Antes del estreno, la ABC emite un especial titulado Presente, pasado y futuro que resume la tercera temporada y recuerda (¿a algún seguidor de la serie se le puede olvidar?) cómo acabó el viaje a través del espejo. Por si hay algún despistado, os dejo un resumen clarito y didáctico del canal británico Skyone, cortesía de las chicas de Lostzilla.

Esta noche vuelve Lost, y mañana la Red echará humo. Nos levantaremos temprano, conectaremos el ordenador y le pediremos que corra más y más, mientras aguardamos ansiosos a que las chicas de Lostzilla terminen los subtítulos (nunca me cansaré de darles las gracias). Y por la noche, cuando la ciudad ya duerma, abriremos la puerta de la isla. Sabemos cómo acaba todo (o eso creemos), y sabemos que acabará mal. Que habrá muertes, que unos se quedarán en la isla y que otros saldrán y sólo desearán volver. Sabemos que muchos misterios se quedarán para siempre sin respuesta, que aparecerán otros, tal vez más inquietantes. Sabemos que van a pasar cosas que no nos gustarán, que los personajes a los que queremos tomarán caminos que no queremos que tomen y que otros tomarán simplemente el único camino que pueden escoger. Sabemos que nos queda mucho por sufrir, que ocho episodios no son nada y que volveremos a quedarnos en ayunas hasta el año que viene. Sabemos todo eso, pero en realidad no sabemos nada. Lo único que queremos es que el viaje empiece de nuevo. Y lo hará esta misma noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.