‘X-Men’: Xavier, Magneto y ‘Days of Future Past’

x_men_days_of_future_past

No soy una lectora de cómics, nunca lo he sido. Mi principal problema con los cómics, como ya he escrito en alguna ocasión, es el formato, porque se me acaban demasiado rápido. Sin embargo, sí me gustan muchas de las historias que han salido de las páginas de los cómics y me han gustado muchas de las películas que se han hecho con ellas, especialmente las de superhéroes. No todas, claro, que basura hay en todas partes.

De entre las muchísimas películas sobre superhéroes que hay ahí fuera, guardo especial cariño por dos series: la de Los Vengadores (que empieza en Iron Man y termina ya veremos cuándo) y, sobre todo, la de los X-Men. Como no soy lectora de cómics, espero que me perdonéis que diga X-Men y no La Patrulla X. Los mutantes que conozco los conocí en la pantalla grande. Y lo que sé de ellos es lo que he visto en las hasta ahora siete películas que sobre ellos se han hecho, así que espero que también me perdonéis que mis comentarios se ciñan a ellas y no a las decenas de series de cómics que se han publicado hasta ahora.

Cuando hablamos de series, o franquicias, las historias que más me suelen gustar son las iniciales, las que presentan al personaje y, en su caso, su camino hacia aquello en lo que está destinado a convertirse, ese momento de bildungsroman que hay en toda historia sobre héroes (y también villanos, porque sin un buen villano no hay héroe que valga) antes de que se desate el apocalipsis de turno. En la serie de Los Vengadores hay varios de esos relatos (los de Iron Man, Thor o el Capitán América), que confluyen después en la película que los reúne a todos.

En la serie cinematográfica de X-Men el patrón es algo diferente. Para conocer los orígenes de Logan y saber cómo se convierte en Lobezno tuvimos que esperar hasta Origins: Wolverine (de largo, el filme más flojo de toda la serie), y hasta First Class para saber cómo Charles Xavier y Erik Lensherr terminan siendo el Profesor X y Magneto y el nacimiento de esa amistad (ya rota) de la que ya llevábamos una década escuchándoles hablar en la pantalla.

Seguir leyendo “‘X-Men’: Xavier, Magneto y ‘Days of Future Past’”

El poco ‘amenazador’ Colin Firth

De la sección de Trivia de la ficha de X-Men: First Class en iMDb:

“The filmmakers had only two choices for the role of Sebastian Shaw: Colin Firth and Kevin Bacon. They decided to go with Bacon as he was American and seemed more menacing than Firth”.

En lo de americano no tengo nada que objetar, claro, pero ¿Kevin Bacon más amenazador que Colin Firth? Vale que estamos acostumbrados a verlo con porte regio y/o de época, pero creo que el cine se pierde a un gran malo y, en este caso, también a un buen supervillano. A mí me habría encantado verle con el futuro casco de Magneto, y si encima se le añade una capa, mejor. Además, en Mamma Mía! ya demostró que es hombre de más de un registro, ¿no?

PD: Hace unas semanas, en el sitio en el que trabajo dos compañeros hablaban de la película El topo (que medio me destriparon, por cierto). Uno de ellos dijo que en dicha película le había gustado mucho Colin Firth y el otro le respondió que a él ya le gustaba antes del boom Colin Firth. Como soy una señora que empieza a tener una edad, escuché eso y pensé, claro, en Orgullo y prejuicio (y la camisa, y todo lo demás…). Él se refería a El discurso del rey.