Buen viaje, señor Spock

Leonard Nimoy

Leonard Nimoy ha fallecido este viernes en Los Ángeles a los 83 años víctima de una enfermedad pulmonar, según ha dado a conocer su mujer, Susan Bay Nimoy. El intérprete, nacido en Boston en 1931, será recordado por su interpretación del lógico señor Spock en la serie Star Trek. Precisamente sus últimas apariciones en la pantalla tuvieron que ver con el papel que le dio la fama, en las dos entregas con las que el director J. J. Abrams relanzó la franquicia.

Tras conocerse la noticia, las condolencias de compañeros de profesión y seguidores inundaron las redes sociales. Especialmente emotivo fue el mensaje de William Shatner, el capitán Kirk de Star Trek, que dijo en su cuenta de Twitter que le “quería como a un hermano. Todos echaremos de menos su humor, su talento y su capacidad de amar”. También la NASA se sumó a la despedida, recordando que Star Trek inspiró a muchos de quienes trabajan en la agencia.

Hijo de inmigrantes judíos ucranianos, Nimoy encarnó al medio humano-medio vulcaniano Spock en las tres temporadas que la serie de ciencia ficción estuvo en antena (1966-1969), así como en las seis películas protagonizadas por la tripulación original del Enterprise, de las que además dirigió dos de ellas, la tercera (En busca de Spock) y la cuarta (Misión: Salvar la Tierra). Abrams le llamó en 2009 para que volviera a ponerse las orejas del vulcaniano y diese la réplica a su versión más joven, encarnada por Zachary Quinto. Lo haría una vez más, en 2012, en la secuela Star Trek: En la oscuridad. Con Abrams también trabajó en la serie Fringe, en la que apareció en 11 episodios con un personaje recurrente, el del científico William Bell, que servía de antagonista al trío protagonista de la serie.

William Bell A lo largo de su más de medio siglo de carrera, Nimoy también intervino en otras series, como Misión Imposible, Bonanza, Colombo, Perry Mason… y puso la voz en otras como Futurama o, recientemente, The Big Bang Theory. Como director, firmó, además de las dos entregas cinematográficas de Star Trek, varios episodios de televisión y cintas muy alejadas de la serie que le dio la fama, como Tres hombres y un bebé. Además de fotógrafo, poeta, guionista, narrador (escribió dos volúmenes de memorias, No soy Spock, en 1975, y, 20 años más tarde, Yo soy Spock) y hasta cantante (su Balada de Bilbo Bolsón es muy popular en internet), Nimoy era muy activo en redes sociales. Su último tuit, publicado el 23 de febrero, fue casi una despedida anticipada: “Una vida es como un jardín. Los momentos perfectos se pueden tener pero no preservar, excepto en la memoria”. Firmó el mensaje, como era habitual en él, con un LLAP, Live Long and Prosper, el saludo del señor Spock.

Anuncios

Un comentario sobre “Buen viaje, señor Spock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s