Las nuevas condiciones de servicio de Tumblr

Condiciones de servicio, términos de uso, cláusulas de privacidad… Por si hay por ahí alguien que no esté familiarizado con estos términos, os diré que son todas esas ventanitas llenas de letras en un cuerpo muy chiquitito y parrafadas que no se entienden que detallan todo lo que implica apuntarse a cualquier servicio en internet. Sí, esas ventanitas que se cierran cuando marcamos “he leído las condiciones” y luego le damos a “aceptar”. Eso que demasiado a menudo aceptamos sin haber leído antes.

Sí, ya sé que suelen ser tostones larguísimos y soporíferos, en no pocas ocasiones deliberadamente opacos para que no entendamos nada de lo que pone, pero ya somos todos mayorcitos para preocuparnos por leer las cosas antes de aceptar, firmar o consentir con nada. Si a estas alturas, con la que está cayendo, hay gente que sigue sin leerse absolutamente todo lo que firma (pienso, así a bote pronto, en cosas como las cláusulas suelo, las preferentes…), se merecen lo que les pase.

Sin embargo, frente a las compañías que contratan a leguleyos doctorados en lo críptico y a las que cambian cada dos por tres sus condiciones de servicio (avisando de aquella manera…), hay otras que no sólo informan convenientemente de cada cambio, sino que además hacen lo que pueden para que te leas sus condiciones. ¿Cómo? Introduciendo, entre tanta tonelada de legalese, algunos párrafos en cristiano, adaptados al usuario medio de su servicio.

Este artículo lleva un mes en la carpeta de borradores, así que es posible que ya le hayáis echado un ojo a las nuevas condiciones de servicio de Tumblr, o a sus cláusulas de privacidad, o a las normas de la comunidad. Si no es así, hacedlo sin falta. Merece la pena. Dejo por aquí algunas de las joyas que más me han gustado. Las capturas son de whoviam-i-kidding, donde hay más de las que incluyo yo aquí.

“Si eres menor de 13 años, no uses Tumblr. Pide a tus padres una Playstation 4, o prueba con los libros”.

Esto busca reforzar la autoestima de los usuarios, pero llega un punto en el que da algo de grima, ¿no?

“Normal stuff”. Nada de drones.

“Don’t tag a photo of your cat with “doctor who” unless the name of your cat is actually Doctor Who, and don’t overload your posts with #barely #relevant #tags”. (Lo de las etiquetas también se podría aplicar a Twitter. Lo de llamar a un gato Doctor Who… Bueno, hay gente para todo.)

Lo mejor es que, entre tontería y tontería, explican bien clarito lo que se puede hacer y no en Tumblr (y lo que se debe y no hacer), las precauciones que hay que tener antes de publicar algo y qué pasa con ese contenido que publicamos y con nuestros datos. Y sin duda los añadidos humorísticos habrán ayudado a que más de uno se lo lea todo, al menos por encima, antes de dar su consentimiento. 

Además, alguien que escribe en un documento legal la frase “marvel at the alien beauty of Benedict Cumberbatch” se merece que dediquemos unos minutos a leer lo que ha escrito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s