Mini-reseñas de pelis: ‘La caída de la casa Usher’

El joven Philip Winthrop (Mark Damon) viaja desde Boston hasta la mansión en la que viven su amada, Madeline Usher (Myrna Fahey), y el hermano de esta, Roderick Usher (Vincent Price). Y lo hace para cumplir con el sueño que ambos atesoran: casarse, tener unos cuantos hijos y ser felices, algo sencillo. No sospecha que un terrible mal rodea tanto a la centenaria familia Usher como a la siniestra mansión que habitan, traída piedra a piedra de Inglaterra y asentada en el centro de unos campos antaño fértiles y ahora yermos sin explicación aparente. Pero, poco a poco, el terror se irá desgranando ante sus horrorizados ojos y acabará por descubrirse la terrible verdad de la maldición de los Usher.

El inquietante dúo que forman el director y productor Roger Corman y su actor fetiche Vincent Price se une de nuevo en esta película de 1960 para dibujar una historia, basada en la obra homónima de Edgar Allan Poe, en la que brillan por su omnipresencia la atmósfera opresiva y la constante percepción de fatalismo. Se tiene la certeza de que todo va mal, de que algo terrible va a ocurrir en cualquier momento, algo que hace aparecer una sensación de profundo desasosiego durante todo el metraje.

La metáfora de la inamovible condición humana, en sus virtudes y, sobre todo, en sus más oscuros defectos y perversiones, es narrada de forma hermosa a la par que terrible: la enorme y fría mansión que se derrumba, la muerte que asola los campos a su alrededor, la ineludible caída de toda una estirpe y lo inevitable del destino conforman la distopía perfecta. El inconfundible estilo narrativo y visual de Corman alcanza unas cotas de contención ausentes en otros títulos de su filmografía, con la justa presencia de los conocidos juegos de distorsión de la imagen y coloridos efectos visuales típicos del subgénero de terror gótico de Serie B. En esta línea, Vincent Price demuestra que también sabe controlar al encantador histrión que tan habitualmente está en su repertorio y hace todo un ejercicio de sobriedad gestual, al menos en comparación con otras de sus actuaciones. Una inquietante combinación para una cinta perturbadora.

Anuncios

Un comentario sobre “Mini-reseñas de pelis: ‘La caída de la casa Usher’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.