Cansada

1. De que a las personas buenas les pasen cosas malas.

2. De trabajar en un negocio en el que se ningunea a los buenos y triunfan los mierdas.

3. De los líderes.

4. De los inventores del periodismo.

5. De los tontos.

6. De los ingenuos, por no llamarlos otra cosa, que creen que nadie se enterará hasta 24 horas después de algo que han escuchado en un sitio plagado de políticos y periodistas.

7. De que esos ingenuos no te dejen publicar nada aunque otros hayan empezado ya a hacerlo.

8. De que menosprecien e ignoren mi trabajo y el de mis compañeros y nadie sepa lo que hacemos porque a nadie le importa lo que hacen los frikis de internet.

9. De que aún no se hayan dado cuenta de que lo que nosotros hacemos lo ve mucha más gente que lo que hacen ellos.

10. De que haya un ellos y un nosotros, cuando todos trabajamos para la misma empresa.

11. De que en los periódicos haya tantos aspirantes a funcionarios del tipo aneuronal, a los que sólo se les pide que sigan al pie de la letra protocolos y rutinas y nada remotamente parecido a pensar.

12. De que los aspirantes a funcionarios aneuronales sean cada vez más y a nadie le importe (ver punto 8).

13. De los alérgicos a los conflictos que creen que los problemas se solucionan solos, por mucho que esté en su mano arreglarlos.

14. De estar cada vez más sola.

15. De saber que esta batalla también voy a perderla.

6 comentarios sobre “Cansada

  1. 1. Es cómo responden ante las cosas malas lo que hace a las personas buenas.

    2. El tiempo es un justiciero implacable que, antes o después, pone a cada uno en su sitio.

    5. Asúmelo: no se puede hacer nada a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos.

    6. La sociedad cambia, los medios cambian, los periodistas deberán cambiar y quienes no lo hagan, se extinguirán.

    7. Cuando la capacidad de comunicar es inmediata, quienes deben tomar decisiones dejan patente su incapacidad.

    8. Cualquiera con dos dedos de frente debería interesarse por lo que hacen los ‘frikis de internet’, porque ellos tienen la llave del futuro. A mi me importa lo que hacemos.

    14. No estás sola.

    15. Perder o ganar, éxito o fracaso, son términos relativos. Una de mis frases favoritas: “Fracasó, y su fracaso se elevó sobre los éxitos de los demás hombres”. (Ptolomeo, hablando sobre… Alejandro Magno).

    Me gusta

  2. Hace no mucho tiempo -no soy tan sabia- decidí abrazar lo que llamo el relativismo de supervivencia. Básicamente consiste, como comentaba el invitado de invierno, en tener el buen pulso de ver que todo es reversible -lo bueno y lo malo-. Que la vida, como diría mi profe de inglés, está llena de blessings in disguise. Y al verse, claro.
    Es lo único que se me ocurre decir en estos tiempos. Lo que ya no sé es qué mueve a la gente para ser mezquina y estúpida, pero sí sé que puede superar todas las imaginaciones posibles -por ejemplo, por ejemplo, lo de ‘nosotros estamos seguros en nuestros inexpugnables galeones’, o ‘Internese es periodismo de tercera. la prensa escrita sobrevive porque la peña busca ansiosa cada mañana mi firma estampada en negro sobre blanco’-.

    Y, nuevamente como decía el invitado de invierno -que sí demuestra ser un hombre sabio-, la vara de medir que realmente distingue a la gente excepcional es cómo reacciona ante la adversidad -aunque tampoco eso garantice seguridad de nada-. Y en este caso del que hablamos, quiero creer que no lo está haciendo mal.

    Y no estás sola. No estás sola. Y te recuerdo que nos debemos un chino y una peli petarda.

    Me gusta

  3. El invitado de invierno es muy sabio, sí, y daría parte de mi sueldo por tenerlo trabajando conmigo y no a esa panda de preescolares con ínfulas que tengo.

    Sé que el mundo está cambiando, y sé que todos esos ‘periodistas’ prehistóricos se adaptarán o se extinguirán, pero no sé cuánto tardará eso en pasar ni si estaré ahí para verlo, sobre todo con el inminente desembarco que llegará a mi sección en los próximos días (hasta ahora sólo conozco la identidad de uno de los ‘castigados’, y encaja a la perfección con lo que NO necesitamos, pero claro, si le han preguntado a la del bolso, apañados vamos).

    Sé que, en un sentido amplio, no estoy sola (gracias), pero sí lo estoy en el trabajo, cada día más, y la cosa no hace sino empeorar. A nadie le importa un carajo lo que hago ni, evidentemente, cómo lo hago, pero todos intervienen y meten mano, y nunca es para mejor.

    Cierto eso de que los tontos son muy ingeniosos, y además tienen una sorprendente capacidad de adaptación.

    Esas personas buenas están (estáis) reaccionando mejor de lo que lo estoy haciendo yo, que últimamente no hago más que ver a gente marcharse. Y lo que viene, si es que viene algo, siempre es peor.

    Me encanta la frase de Ptolomeo.

    Gracias, otra vez.

    PD: También le debo a Lady Rose una visita, después de faltar a la última reunión. Sincronizaremos nuestros relojes.

    Me gusta

  4. Más vale que yo no hable de tontos, porque no he pillado la relación entre el punto 12 y el punto 7, umm, obviamente no habré entendido el punto 7…

    Pero la encanta frase de Invitadodeinvierno:
    < < No se puede hacer nada a prueba de tontos, porque los tontos son muy ingeniosos>>
    That's totally true!

    < < y además tienen una sorprendente capacidad de adaptación.>>
    Quitaría Mininha lo de sorprendente y cambiaría la palabra por irritante.

    Pese a que mi pelo pudiera decir lo contrario comprendo el concepto de “saneamiento”, pero la verdad es que no veo del todo bien echar piedras sobre el propio tejado, pero si te sientes sola lo primero es desahogarte y si te sientes rodeada de necios lo primero es protegerte.

    Ánimo y cuídate. Un abrazo.

    Me gusta

  5. No veías la relación porque me equivoqué, no era el punto siete, sino el ocho (sorry).

    Es cierto, es irritante más que sorprendente.

    No es que esté echando piedras sobre mi tejado, es que estoy hasta las narices de quitar las que me tiran mis ‘compañeros’, a los que parece que esto se la trae al fresco. Aparte de que me guste mi trabajo, porque me gusta, es lo que me da de comer y paga mi hipoteca, y me fastidia que esté en peligro o pueda estarlo, tal como está la cosa, porque quienes me rodean no hacen lo que tienen que hacer ni lo hacen como deberían. Trato de protegerme a diario, pero hay demasiadas cosas que escapan a mi alcance. Y la sensación de impotencia, de que da igual lo que haga porque ellos son más y de todas formas a nadie le importa es terrible.

    Gracias por los ánimos, cuídate tú también y otro abrazo para ti.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.