Adiós, Gil


[‘Espoilers’ sobre la novena temporada de ‘CSI’]

Había amagado varias veces con hacerlo (ya se tomó un descanso en la séptima temporada que fue cubierto por Liev Schreiber) y al final se ha marchado. William Petersen ha abandonado CSI (aunque sigue ligado a la serie como productor ejecutivo) y un personaje al que ha interpretado durante nueve años.

Aunque son varios los protagonistas de la serie y siempre (o casi) son los casos los que centran cada episodio, Gil Grissom se llevó consigo buena parte del espíritu de este equipo de forenses cuando empaquetó sus bichos y se marchó del laboratorio. Lejos de ser una despedida definitiva (como la de Warrick, aunque no sería la primera vez que resucitan a alguien en el cine o la televisión), Petersen (o Grissom) ha dejado la puerta abierta a un posible pero puntual regreso.

La excusa argumental para su marcha empezó a gestarse cuando Sarah (Jorja Fox) se fue de Las Vegas, cansada de vivir rodeada de muerte y de “sombras”, como ella dijo, y también de conocer a personas “en el peor momento de su vida” (esto lo dijo Grissom).

En las últimas temporadas Grissom ha tenido que enfrentarse a la separación de su equipo, al secuestro de Nick (en el doble episodio dirigido por Tarantino), al asesino (asesina) de las miniaturas (que de paso raptó a Sarah), a la marcha de la mujer que ama y a la muerte de Warrick. Por mucho que el motivo de su despedida sea la renuncia real del actor que lo interpreta, no cabe duda de que el personaje tiene motivos suficientes para dejar atrás la oscuridad (por si fuera poco oscuro su trabajo, lo desempeña en el turno de noche y en un laboratorio muy mal iluminado) para irse con Sarah a algún punto de la selva costarricense y jugar con bichos que, para variar, no rodeen ningún cadáver humano.

Hay muchas formas de despedir al protagonista de una serie, pero siguiendo con la sutileza y elegancia (en cuanto al componente humano de sus historias se refiere) que siempre ha caracterizado a la serie, el adiós de Grissom no está adornado con música dramática, lágrimas o abrazos de sus compañeros. Son suficientes algunas breves pero acertadas frases de algunos personajes y un último paseo (emotivo precisamente por su sobriedad) del entomólogo por el laboratorio en el que ha trabajado durante nueve años.

Grissom se ha ido, y sus bichos, y sus libros (que le permiten, en su último episodio, descubrir el escondite de un asesino en serie por la posición de la Luna), y todas esas cosas un poco repugnantes que guardaba en los botes de su despacho (no el feto de cerdo, que se ha quedado allí como homenaje), y a cambio ha llegado Laurence Fishburne, que interpreta a un experto en asesinos en serie que se une al departamento a petición de Gil y que, aunque es una buena incorporación al equipo, probablemente no logre llenar el hueco dejado por Grissom.

2 comentarios sobre “Adiós, Gil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.