Domingo por la mañana

Si ayer vimos lo peligroso que puede ser sentarse ante la tele recién levantado, hoy hemos aprendido que no es buena idea ponerse a montar muebles de Ikea si además piensas hacer la comida, poner dos lavadoras y una secadora y encima tienes que trabajar por la tarde, ni aunque el mueble en cuestión sea tan pequeñito y de aparentemente fácil y rápido montaje como el de la foto (aunque el mío no es negro, sino rojo). Creo que voy a necesitar una excedencia para montar los otros cuatro que he comprado…

4 comentarios sobre “Domingo por la mañana

  1. Tiene que ser que he perdido práctica desde la última vez que monté algo, porque fue un desastre. Lo de las puertas es cierto, siempre quedan un poco descolgadas, y que pagues a alguien para que las monte tampoco es garantía de éxito, pero no creas que los cajones son más fáciles de cuadrar. Siempre queda alguno más alto, más bajo, más separado, más torcido…

    Me gusta

  2. No me sobraron muchos, sólo un par de ellos, creo 😛 El problema fue que calculé mal cuánto iba a tardar en montar aquello. Eso, y que la primera vez lo monté al revés, y no había manera de meter los cajones…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.