¿Arroz con leche?

Para mi debut en el mundo de los dulces (en otras ramas de la cocina me desenvuelvo bastante bien, que conste) escogí el arroz con leche, un plato sencillo, que no requería demasiado esfuerzo (ni tiempo) y que siempre ha sido uno de mis postres favoritos (no en vano devoraba las suculentas y enormes fuentes que preparaba mi abuela hasta que dejó de hacerlas).

Como de casi todo, en internet hay cientos (si no miles; tampoco busqué mucho) de opciones, recetas y trucos, y ante la saturación de información, datos y opiniones (sí, en la Red hay sitio hasta para escuelas de opinión sobre cómo se debe hacer el arroz con leche) decidí acudir a una fuente fiable: Karlos Arguiñano.

Por desgracia (o por suerte, porque como se ponga a cantar te puede dar el día) no le tuve en mi cocina, así que tuve que conformarme con la escueta receta que tiene en su web y que paso a copiar aquí:

Ingredientes:
-1 l. de leche.
-1/2 rama de canela.
-125 gr de azúcar.
-150 gr de arroz.
-La cáscara de media naranja y de medio limón.
-Canela molida.  

Elaboración
Pon a hervir la leche con el palo de canela y las cáscaras de limón y naranja. Cuando empiece a hervir añade el arroz lavado y deja cocer lentamente durante 20 minutos removiendo de vez en cuando. Añade el azúcar y sigue cociendo lentamente durante otros quince minutos más hasta que obtengas una textura cremosa. Reparte en recipientes individuales y espolvorea con un poco de canela molida.

La cosa no parecía difícil, así que compré los ingredientes y me puse manos a la obra. El resultado fue esto:

Algo que a un amigo le costó identificar como arroz con leche cuando le envié la foto (gracias por el apoyo), que mi marido definió como un candidato ideal a participar en una película carcelaria (en el papel de la plasta informe e inidentificable que sirven en el comedor) y que yo describo como arroz duro con leche, amarillento y pastoso. Curiosa e inexplicablemente, está bueno, aunque a la receta de arriba debo añadir un par de consejos:

-Aunque ponga un litro de leche, tened a mano dos. Si tenéis una caja a punto de caducar y os preguntáis qué hacer con ella, id a por otra antes de hacer el arroz con leche. Cuando se mete en el frigorífico la leche intima bastante con el arroz y juntos forman una plasta sólo manejable si le añades más leche.

-La receta dice “mover de vez en cuando”. Error. Hay que removerlo mucho y prestarle atención constante, porque si lo dejas cociendo y te pones a tender ropa, como fue mi caso, aunque cada minuto vayas a echarle un ojo, el azúcar se pega a la cacerola, obligándote a retirarlo antes de tiempo (por eso estaba duro) y dejándote, además de un bol lleno de una plasta con aroma a canela, una olla adornada con una bonita capa de azucar, leche y arroz requemado y pegado a la base que cuesta Dios y ayuda quitar.

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Arroz con leche?

  1. Yo también debuté con susodicho grano, era un chaval y me había quedado sólo en el pueblo… por glotón no calculé bien y en vez de un plato tuve que usar una fuente de ensalada 😛 vamos, que podría haber montado un asilo y dado de comer a 10… ni echándole chocolate me hubiese acabado aquello… y sip, siempre me queda pastoso. Donde estén los macarrones de caracol!Otro caso aparte fue cuando salteé en la sarten unos cereales de arroz inflado, los espolvoreé de azúcar y me los comí al más puro estilo palomitero. Todo por no bajar al chino.

    Me gusta

  2. Adoro el arroz con leche, es mi postre favorito. Siempre que lo hay en la carta de postres de algún restaurante, me lo pido.Como curiosidad te contaré que una vez me invitaron a cenar a una arrocería y no tenían arroz con leche de postre, por no empachar, decían. Me cogí un cabreo soberano.

    Me gusta

  3. Tender la ropa… Ay. La cocina es una labor que requiere atención completa, y su cierta liturgia. Probablemente, con Frank Sinatra reteniéndote en la cina te hubiera salido estupendo. A mi me funciona con clásicos de la Stax.JdB (El, sospecho, amigo que no supo identificar el arroz con leche)

    Me gusta

  4. @rafadealkala: Hombre, ya puestos a cocinar, mejor que tengas para un par de veces, ¿no? ¿Tanto arroz hiciste? Me intriga lo de los cereales. Voy a tener que probarlo.@Drea: A mí también me encanta. Me quedo muerta con lo de la arrocería. ¿Para no empachar? Que lo pongan en el menú y que la gente lo pida si quiere más arroz, ¿no?

    Me gusta

  5. @JdB: Requiere atención completa cuando se le puede dispensar, que en mi caso es muy poco a menudo. Yo casi no cocino; hago la comida, que es bien distinto, comida que alimenta el estómago más que el espíritu, aunque puede que eso cambie. Hace mucho, mucho tiempo que no cocino con Sinatra, y lo echo de menos. Tal vez para la próxima tarta…(Sospechas bien :P)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s