Las entradas

Quedan exactamente tres semanas para el regreso de Indy, una espera que a partir de ahora será más sosegada porque somos los orgullosos poseedores de dos entradas para el estreno de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (lo de las entradas anticipadas le quita buena parte de emoción al asunto, pero no deja de ser práctico).

Lo cierto es que las hemos adquirido antes incluso de saber si íbamos o no a poder tener libre la tarde del 22 de mayo. En mi caso la cosa estaba asegurada desde hace un par de días (salvo que la compañera que me ha cambiado el turno se lo piense mejor, lo que no sería bueno, sobre todo para ella), pero en el de mi futuro marido no. Dependíamos de otro cambio, en esta ocasión con un compañero suyo que no sabía si podría hacerle el favor.

Y de eso iba a hablar aquí. Pensaba dedicarle a su compañero (sé cómo se llama, pero no es cuestión de avergonzarlo demasiado) estas líneas, para rogarle que permitiese a mi novio acompañarme al estreno del cuarto Indy, a mi reencuentro con mi primer (y por eso definitivo y eterno) mito-héroe-ídolo-icono (valen todos juntos y también por separado), 19 años después (creo que queda claro por qué la opción de ir a verla otro día diferente al del estreno queda descartada), un acontecimiento al que no debería ir sola porque, me guste más o menos, me entusiasme o me espante, probablemente sufra un colapso que haga necesario que alguien me acompañe a casa o, llegado el caso, llame a una ambulancia.

Iba a contar todo eso para tratar de convencer al hombre de cuya magnanimidad dependía que el 22 de mayo fuese un día glorioso o el Apocalipsis. Pero no ha hecho falta. Antes de ponerme a escribir esto, el aludido ha confirmado, vía correo electrónico, su disponibilidad al cambio de turno. Si has leído lo anterior, querido compañero de mi inminente cónyuge, podrás hacerte una idea de lo agradecida que te estoy pero, por si no ha quedado cristalino, ahí va: muchísimas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.