Menos de dos minutos

Dicen que el tiempo pone a cada uno en su sitio, y aunque con según qué cosas se lo toma con un poco más de calma, normalmente el refrán suele tener razón.

Por mucha polvareda que levantasen en su día, pocas películas logran escapar a esa tiranía temporal que sólo salva del olvido a unas pocas elegidas. Les ocurre a las más taquilleras, a las más premiadas y a las que concitan páginas y páginas de elogiosas críticas. Paseando a Miss Daisy, Bailando con lobos, Gladiator, Una mente maravillosa, Chicago, Crash… Todas ellas triunfaron en los Oscar, y todas lo hicieron en las dos últimas décadas, pero dudo mucho que nadie se acuerde de ellas hoy en día y aún menos dentro de diez o veinte años.

Es cierto que en los tiempos que corren, en los que un taquillazo sigue a otro, una superproducción solapa a otra y hay tantos premios que lo difícil es que no te caiga alguno, la forja de mitos es más difícil que hace veinte o treinta años, pero también lo es que hace mucho tiempo que no asistimos al nacimiento de un clásico.

No creo que nadie hable dentro de un par de lustros de Spider-Man, Shrek, Piratas del Caribe o Matrix. Tal vez lo hagan de la Trilogía del Anillo, o tal vez no, pero seguro que sí lo hacen de Indiana Jones, porque Indiana Jones es un clásico.

Hay quien trabaja (filma, interpreta, escribe, pinta) con una vocación consciente de trascendencia, con el propósito de pasar a la historia, de dar qué hablar, de perdurar. Unos lo consiguen y otros muchos simplemente se quedan por el camino.

Cuando hace casi treinta años George Lucas y Steven Spielberg pusieron en marcha (con la imprescindible complicidad de Harrison Ford, la tercera pata de la mesa) En busca del Arca perdida sólo pensaban en pasarlo bien haciendo una película como las que les gustaba ver cuando eran niños.

Ya sabemos que lograron mucho más que eso, y ellos también. Ahora saben que no es sólo una película de aventuras, y precisamente a ese legado aluden en las primeras (y emocionantes) imágenes del primer tráiler, en las que además, como ya hicieron en las entregas anteriores, vuelven a escatimarnos la presencia del héroe, y antes de mostrarnos su rostro (sucio y magullado después de recibir unas cuantas caricias) nos enseñan su sombrero y su sombra.

Y entonces empieza a sonar la fanfarria (¿será la música anterior el tema de esta historia?*), y con un escalofrío y las lágrimas asomando le vemos correr, saltar, pegar (y recibir, mucho, como siempre) y usar al fin su látigo (genial la secuencia en el almacén y su error de cálculo; seguro que hay más de un chiste sobre su edad), y todo en apenas dos minutos (con sólo uno de imágenes de la nueva película) que por un lado corroboran que Lucasfilm es la NBA y por otro multiplican hasta el infinito las ganas de que llegue ya el 22 de mayo.

P. D.: El de ayer lo puse un poco a lo loco, así que, como hoy he visto en Blog de cine (tomado a su vez de Ahora Hollywood) uno que tiene bastante más calidad y nunca está de más volver a ver este impresionante documento, lo dejo por aquí. Que lo disfrutéis (otra vez).

P. D. II: Quien prefiera ver el tráiler en pantalla grande, puede verlo a partir de hoy justo antes de No es país para viejos, así que quien no la haya visto puede aprovechar para disfrutar del último trabajo de los Coen. Quien ya la haya visto, como es mi caso, puede buscar otra película interesante en una sala próxima y cambiar de sala después de ver el tráiler, una práctica moralmente reprobable pero que en este caso está más que justificada. [Corrección: Al indica en los comentarios que en algunos cines no lo proyectan antes de No es país para viejos, como aseguraba un teletipo que entró por agencias (de donde obtuve el dato), sino antes de Sweeney Todd, así que vete a saber por dónde aparece].

P. D. III (y última, espero): He decidido entregarme totalmente al fanatismo y he colocado en la columna de la derecha un artilugio que indica cuánto falta para el estreno de la película. A lo mejor un día de estos pongo otra cuenta atrás para el otro gran evento del año.

(*Actualización 06/04): Pues resulta que la música no es el tema de la nueva entrega. Gracias a la intensa (y puede que peligrosa) labor de investigación llevada a cabo por mi amigo Antonio Montilla, he descubierto que el fragmento en cuestión pertenece a la banda sonora de Children of Dune, obra de Bryan Tyler. Su saber enciclopédico nunca deja de sorprenderme.

10 comentarios sobre “Menos de dos minutos

  1. Me encanta el artilugio reloj que has puesto. Es supercachondo. 😛Joder, yo vi ayer “No es país para viejos” (qué miedo pasé con Bardem) y no me pusieron el trailer pero ya lo tengo localizado. En el cine donde fui lo ponen antes de “Sweeney Todd”, peli que aún no he visto y que a los motivos que ya había, se suma otro nuevo. Por cierto, ayer en una fiesta de cumple me comentaron la llegada a Madrid de una cosa que creo os interesará: http://foxtv.orange.es/experienciafox/En el patio de la casa hay un avión que creo os sonará de algo… 😛Besitos!

    Me gusta

  2. Ah! Se me olvidó mencionarte a propósito de lo que comentabas de la escasez de películas “míticas” que surgían en la actualidad. A raíz de la desgraciada muerte de Heath Ledger no paré de leer que había nacido una nueva leyenda. Me da a mí que “Brokeback Mountain” se podría considerar ya un clásico dentro de la Historia del Cine, cosa que posiblemente “Crash” no vaya a ser aunque fíjate que a mí me gustó cuando se estrenó. Al.

    Me gusta

  3. Bueno, tampoco hay que columpiarse así, eh? <>Gladiator<> es y será recordada por traer un género olvidado de nuevo a las pantallas y por hacerlo con una calidad aún no superada (dentro de este género me refiero); <>Bailando con lobos<> también pienso que está en el imaginario colectivo. Y sin ninguna duda dentro de un par de lustros se hablará de <>Matrix<> (me refiero a la excelente primera entrega, no a los dos bodrios posteriores), fijo que no por las interpretaciones, pero sí por lo que tuvo de revolucionaria en lo referente a estilo visual, efectos especiales y temática (una película ciberpunk digna, por fin). Y de la Trilogía del Anillo no es que se vayan a hacer comentarios, es que es un referente definitivo en el cine épico y pasará mucho tiempo antes de que nadie pueda hacer una película de este tipo que sobreviva a una comparación con la obra de Jackson.¿Indiana Jones es un clásico? Por supuesto que sí. Es quizá el mejor ejemplo del “ya no se hacen películas como las de antes”. Pero no es el único. Así sin pensar se me viene a la mente la trilogía de Regreso al Futuro (a lo mejor la comparación te parece blasfema, pero, tú que has querido compartir aventuras con el doctor Jones, ¿no has querido también volar en un DeLorean?)P.D.: Si Ford es la tercera pata de la mesa, John Williams es la cuarta.

    Me gusta

  4. Lo de que el tráiler lo ponían antes de ‘No es país para viejos’ lo decía un teletipo que entró por agencias el jueves, creo recordar. Sin duda me precipité al darlo por bueno. La noticia decía que durante esta primera semana aparecería antes de la peli de los Coen y después ya por doquier, aunque parece que no es así.Nosotros acabamos de llegar de ver ‘Pozos de ambición’ y entre la falta de certeza de en qué peli lo ponen, que tanto ‘No es país para viejos’ como ‘Sweeney Todd’ las ponían en el otro sector del cine y que ya estamos mayores para corretear por pasillos, al final nos hemos quedado sin verlo.Lo de ‘la casa Fox’ lo vi el otro día, y tiene una pinta graciosa. La pena es que sólo va a estar unos días.Y en cuanto a lo demás, no dudo que ‘Crash’ te gustase, ni que sea una buena película, es sólo que no creo que vaya a pasar a la Historia, que es a lo que me refería.La muerte de Heath Ledger sin duda añade puntos a ‘Brokeback Mountain’, pero habrá que esperar un tiempo para ver qué pasa.Besos, nene.

    Me gusta

  5. Creo que no me he explicado bien, Antonio, a ver si ahora lo consigo. Ya sé que no hablé de ‘Regreso al futuro’, y no porque me olvidase, sino porque no me refería al género ‘ya no se hacen películas como las de antes’ (un artículo que por cierto tengo pendiente).No digo que las películas que menciono (que conste que no todas entran en la misma categoría ni me merecen la misma consideración, por mucho que aparezcan juntas) no sean buenas o dignas de recuerdo, simplemente que no creo que dentro de varias décadas, cuando nos reunamos para tomar un café (o una tila, depende de cómo tengamos la tensión), hablemos de ellas con el cariño y el respeto con el que hablaremos de otras muchas, ‘Regreso al futuro’, sin ir más lejos.He escogido, no al azar, pero casi, unas cuantas de las películas más premiadas y más taquilleras de los últimos años (se supone que son dos indicadores del éxito de una producción) para comentar (no es en ningún caso un dogma de fe) la escasez de títulos perdurables en los tiempos que vivimos.Todos estamos de acuerdo en que ‘el Anillo’ es magnífico, grandioso, colosal, pero no sabemos si lo seguirá siendo dentro de 30 años, y sí sabemos que ‘el Arca’ lo sigue siendo casi 30 años después.Eso era lo único que quería decir.

    Me gusta

  6. Y lo de John Williams es evidente, pero lo de Ford no tanto, según unos cuantos comentarios hirientes que he leído por ahí en los últimos días y que le atribuyen el mérito total de Indy (de toda la serie) en exclusiva a Spielberg.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.