Los problemas de los ‘clicks’ con la bebida

Entra un click de Playmobil en un bar y el camarero le pregunta qué quiere. El click responde: “Da igual, me lo voy a tirar por la espalda…”.

No recuerdo si lo leí, me lo contaron o lo escuché en la televisión, pero este chiste en apariencia tan tonto (aunque sea para iniciados) es uno de los que más gracia me ha hecho en años.

Ayer vi el nuevo anuncio de Renault (los de Richard Clayderman en su piano sin control o ¿has bailado ‘El lago de los cisnes’ en el lago de los cisnes?), que, para demostrarnos que sí nos importa el medio ambiente (el reclamo son coches menos contaminantes), nos ponen como ejemplo la compasión que despierta en nosotros un click intentando beber. El spot, con la banda sonora de Rocky, tiene otros momentos graciosos, pero ese (escenificado por clicks), que demuestra, entre otras cosas, la edad que tienen los publicistas (y la que tienen los consumidores a los que va dirigida la campaña), es insuperable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .